GUARANÍ GOLPEÓ DE ENTRADA, LUEGO DEFENDIÓ LA VENTAJA Y CLASIFICÓ

El Guaraní de los milagros sigue haciendo historia. En la noche del jueves, en un vibrante partido, venció en carácter de visitante a Maipú de Mendoza y clasificó para la tercera etapa de la zona de Reválida del Federal A.

Guaraní debió apelar a sus reservas anímicas y físicas para soportar el embate final de la escuadra mendocina, la franja defendió con la garra y el amor propio que caracteriza a esta plantel y logró mantener la ventaja que le permitirá enfrentar el lunes, en Posadas, al club Atlético y Social Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, ubicada en la Provincia de Buenos Aires.

El único gol del dramático y emotivo partido fue convertido por Agustín Goñi a los 8 minutos de la primera etapa, sacando provecho de un pase de Osvaldo Hobecker, entró por el medio del área y con remate bajo batió el golero local.

El encuentro fue presenciado por unas 1.500 personas, cantidad que duplicó a los que habitualmente concurren a presenciar los encuentros del "botellero",.

La reacción del público ante un gol anulado a Sebastián Coria (que a los 37 años se despidió del fútbol, en medio de lágrimas) que intentaron ingresar al campo de juego y lanzaron cohetes desde la tribuna.

El segundo tiempo se extendió hasta los 51 minutos, que fueron realmente emotivos.

Si bien los locales tuvieron ocasiones para lograr el tanto de la paridad, también Guaraní contó con varias ocasiones propicias en los pies del incansable Elvis Duré y Rodrigo Bareiro.

Si bien la totalidad de los jugadores aportaron su cuota de sacrificio para este trascendental triunfo, sin duda que la figura de Facundo Vera, fue determinante para evitar que su valla sea perforada. El chico de Iguazú fue gran figura, como así también toda la defensa, en realidad todo el equipo..

El definitiva Guaraní golpeó de entrada, marcó el gol y luego lo defendió con uñas y dientes, con la cuota de garra y corazón que caracteriza de este equipo que logró el milagro de la clasificación para la tercera etapa, que parecía muy difícil luego del empate en Posadas en el partido de ida.

Con seguridad que el lunes (en horario a determinar) el estadio del barrio Villa Sarita vestirá sus mejores galas para recibir a una multitud dispuesta a alentar al "Guaraní de lomilagros", que sigue haciendo historia.

 

LOS EQUIPOS

 

DEPORTIVO MAIPÚ (0): Gonzalo Gómez; Marcelo Carrizo, Facudo Rodríguez, Patricio Berardo y Agustín Roques; Carlos Sebastián Coria, Emiliano Fernández, Lucas Parra y Oscar Amaya; Gustavo Rigazzi y Claudio Ojeda. DT:Juan Bermegui.

GUARANÍ (1): Facundo Vera; Jonatan Hereñú, Armando González, Marcos Benítez y Juan Eluchans (capitán); Osvaldo Hobecker, Leandro Fioravanti, Elian Kopp y Agustín Goñi; Elvis Duré y Rodrigo Bareiro. DT: Sebastián Pena. Suplentes: Gastón Molina, Darío Cardozo, Lisandro Méndez, Hernán Galarza y Federico Martínez.

 

Gol, en el primer tiempo: 8m. Agustín Goñi (G)

Resultado final: Deportivo Maipú 0 Guaraní 1.

 

Cambios: en el segundo tiempo, a los 42m. Francisco Bellingi por Hobecker y 47m. Julio Barraza por Goñi (G); Martín Gómez por Parra, Juan Pablo Montaña por Ojeda y Oscar Garrido por Fernández (DM).

 

Amonestados: Martín Gómez, Coria y Roques (DM); Vera y Fioravanti (G).

 

Arbitro: Fabio Llovet (Córdoba).

Asistentes: Matías Bianchi (Rosario) y Nelson Leiva (San Juan).

 

EL PRÓXIMO RIVAL

 

El club Atlético Deportivo y Social Villa Ramallo, es una institución fundada el 1 de abril de 1946, su estadio tiene capacidad para 3.000 espectadores, lleva la denominación de Salomón Boeseldin, en homenaje a su primer presidente, un ciudadano de origen turco. El estadio fue inaugurado el 9 de julio de 1952.

La ciudad cuenta con 11.200 habitantes, de acuerdo al censo de probación realizado en el 2010.

Ganó el derecho a participar en la tercera división del fútbol argentino al triunfar frente a Estudiantes de Río Cuarto, en el torneo del 2010/2011.

Su camiseta es de color granate con vivos blancos (similar a la de Lanús) y lleva en el pecho, como insignia, la figura de un elefante, como señal de "fuerza y poderío"

.